Los contadores individuales de consumo de calefacción serán obligatorios en 2016

Dispositivo para mediciones individuales

Foto: IDAE

¿Os suena la Directiva Europea 2012/27/UE? Esta normativa establece, entre otras cuestiones relativas a la eficiencia energética, la obligatoriedad de instalar contadores individuales de consumo en todos los edificios que cuenten con calefacción central antes del 31 de diciembre de 2016.

Y aunque el RITE de 1998 ya establecía la obligatoriedad de contadores de energía individualizados para las instalaciones de calefacción que se realizaran a partir de esa fecha, la novedad legal que viene de Europa nos obliga a instalar estos sistemas de medición individual en todos los edificios existentes.

La medida se traduce en que todos pagaremos nuestra calefacción central en función de los consumos reales y medidos individualmente. Porque lo que pretende la Directiva Europea con esta disposición de obligado cumplimiento es aumentar el ahorro energético.

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), por medio de la colocación de dispositivos de medición individualizada de calefacción se puede llegar a ahorrar entre un 20 y un 30% de combustible.

Ayudas del IDAE para la instalación de repartidores de costes

El 2016 nos parece muy lejano, pero todos tenemos que ir preparándonos para cumplir la normativa cuando llegue el momento. Por eso el IDAE ha lanzado, en el marco de su programa de ayudas para la rehabilitación energética de viviendas (que se publicó en el BOE el 1 de octubre de 2013), un programa específico de ayudas para la instalación de repartidores de costes de calefacción y válvulas termostáticas en edificios existentes.

Las ayudas están pensadas para los edificios que tengan calderas centrales de calefacción y para los bloques de viviendas en los que la distribución de la calefacción se realiza por columnas (la mayoría de edificios anteriores a 1998).

Sobre los requisitos que deben cumplir las obras, han de ser instalaciones de repartidores de costes de calefacción, de válvulas termostáticas, y se debe complementar la instalación con la contratación de un servicio de lectura de consumos y liquidación individual por vecino, a través de facturas individuales.

A estas alturas, os estaréis preguntando en qué consiste esta ayuda: el IDAE presta el dinero a las comunidades de vecinos, a devolver en 12 meses y con el interés del Euribor + 0% hasta el 90% de la inversión a realizar en la instalación.

Es importante que tú, como profesional de la construcción, la obra y la reforma, indiques a tu cliente final que ya se puede acceder a estas ayudas y que conviene darse prisa, porque finalizan cuando termine el presupuesto destinado a las mismas.

Tags: , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *