Ventanas que aíslan del frío y el ruido

ventanas01Las ventanas son los elementos más débiles de la envolvente de un edificio desde el punto de vista térmico y acústico. Por este motivo, es importante que no tiremos, valga la redundancia, “el dinero por la ventana” y elijamos unas que nos ayuden a ahorrar y a mantener los niveles de confort térmico en la vivienda, es decir, que sean capaces de retener el calor en invierno y el frío en verano.

¿Sabéis que unas ventanas aislantes pueden reducir las pérdidas energéticas de calefacción y aire acondicionado hasta un 70%? Lo dice el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). En este post os damos las pautas para elegir las más eficientes.

Los niveles de aislamiento que tiene una ventana son el resultado del porcentaje de lo que ocupa el marco en el total de la superficie de la ventana por los niveles de aislamiento de este elemento, más el porcentaje de lo que ocupa el vidrio en la superficie total de la ventana multiplicado por los niveles de aislamiento que aporta este vidrio:

Aislamiento ventana= %marco x aislamiento marco + %vidrio x aislamiento vidrio

Perfil, vidrio y hermeticidad

Los elementos que influyen en el aislamiento térmico de una ventana son:

  • El material del perfil: el PVC es un material no conductor, un aislante natural. Estas carpinterías no tienen puente térmico, por lo que aíslan en todos sus puntos.
  • La calidad del vidrio: con un acristalamiento adecuado puede lograrse un gran ahorro energético.
  • El nivel de hermeticidad: una ventana hermética garantiza un mejor aislamiento térmico.

ventanas03
Para controlar la hermeticidad hay que tener en cuenta dos factores: la permeabilidad al aire (la cantidad de aire que pasa a través de ella) y la estanqueidad al agua (su capacidad para resistir la penetración de agua).

Es muy importante tener en cuenta todos estos requisitos porque entre el 25 y el 30% de las necesidades de calefacción se deben a las pérdidas de calor que se originan por las ventanas. No lo decimos solo nosotros: son también datos del IDAE.

A la hora de elegir una ventana, es importante conocer su clase energética:

Eficiencia energética de las ventanas de fachada

La Plataforma de la Construcción

Frente al ruido

Y por lo que explicábamos antes sobre su debilidad respecto al resto de elementos de la envolvente, las ventanas son los lugares de la vivienda por donde más entra el ruido del exterior. Por ello, si queremos que nos aíslen acústicamente debemos tener en cuenta:

  • El material de la ventana: el PVC es amortiguador natural de las ondas sonoras. Ayuda a mejorar la atenuación acústica de las viviendas.
  • La forma de apertura: unas ventanas practicables aíslan más del ruido que unas correderas.
  • El perfil: debe ser impermeable al aire, ya que es por donde se transmiten las ondas acústicas.
  • El vidrio: cuanto más espesor, mejor aislamiento acústico. Hay que procurar que al menos uno de los vidrios tenga al menos 6 mm. Además existen vidrios con tratamiento acústico, especialmente indicados para entornos ruidosos.
  • Las persianas: un cajón de persiana de mala calidad o mal instalado puede convertirse en coladero de aire y ruido.

ventanas02Esperamos que nuestro asesoramiento sobre ventanas y aislamiento os resulte útil. Tenéis más información en la Guía de la Obra y Reforma y, por supuesto, en nuestra red de almacenes exclusivos para profesionales encontraréis todo en materia de ventanas y cerramientos.

¡Os esperamos en La Plataforma de la Construcción!

Tags: , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 respuestas a Ventanas que aíslan del frío y el ruido

  1. Edith guardia dijo:

    Cuáles son las mejores porque el cuarto de mi hijo hace mucho frío y deseo cambiar

  2. Mariça dijo:

    Me gustaría cambiar las ventanas , ahora tengo correderas, me podéis asesorar

    • La Plataforma de la Construcción dijo:

      Como consejo, te podemos indicar las ventajas y desventajas de cada tipo de apertura de ventana para que decidas cuál es más adecuada a tu necesidad concreta.

      Las ventanas correderas tienen como gran ventaja que no ocupan espacio de la habitación y ofrecen mejores vistas, ya que la superficie del vidrio es mayor. En ellas podría ser un inconveniente que no se pueden abrir totalmente, su cierre no es totalmente hermético (por lo que la mayoría son menos eficientes) y son más complicadas de limpiar.

      Las ventanas oscilobatientes son una buena alternativa ya que tienen la posibilidad de apertura tanto total como inclinada, por eso dan la posibilidad de ventilar sin que molesten al ser totalmente abiertas.

      Independientemente del tipo de apertura que elijas, es importante la calidad de la ventana y que tanto el vidrio como el perfil tengan buenas prestaciones de aislamiento térmico y acústico. Fíjate en las etiquetas de eficiencia energética y en la clase de permeabilidad al aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *