Madrid facilita las obras de rehabilitación energética

Imagen de obreros sobre un amndamioEn la ciudad de Madrid, casi un 73% de las parcelas tienen edificaciones anteriores a 1979 y, de ellas, casi el 90% tiene uso residencial, lo que se traduce en 1.099.765 viviendas, que representan el 55% del total de energía consumida en la ciudad.

Con el objetivo de reducir un 10% su consumo energético en 2020, disminuir las emisiones de CO2 y mejorar el aislamiento acústico de los edificios, el Ayuntamiento ha modificado el Plan General a fin de dar respuesta a necesidades concretas a la hora de rehabilitar un edificio y facilitar la aplicación de las soluciones constructivas más convenientes desde el punto de vista técnico y económico.

El documento facilita la adopción de soluciones pasivas que mejoren la eficiencia energética de los edificios y su protección acústica en las obras de rehabilitación. Todo ello se traducirá en la mejora de las condiciones de habitabilidad, calidad y sostenibilidad de las viviendas.

En concreto, esta modificación puntual permitirá aplicar las soluciones constructivas más convenientes desde el punto de vista técnico y económico en intervenciones de rehabilitación de edificios anteriores a las exigencias de calidad de la normativa actual.

En definitiva, servirá para facilitar las tareas de rehabilitación, fomentar la reconversión y reactivación del sector de la construcción y potenciar la eficiencia energética y el aislamiento acústico de las edificaciones.

El documento urbanístico incide en cuatro cuestiones fundamentales: la regulación de las obras de rehabilitación para mejorar su respuesta a las exigencias energéticas y acústicas; la instalación de aislamiento térmico por el exterior de los edificios; la modificación de fachadas en lo que afecta a la mejora del comportamiento de cuerpos volados; y la ocupación de la parcela por construcciones auxiliares para la instalación de calderas o sistemas de climatización más eficientes.

Recomendaciones para edificios construidos entre 1940 y 1980

Esta modificación es especialmente útil a la hora de acometer rehabilitaciones en los edificios construidos entre 1940 y 1980.

En edificaciones anteriores a 1940, la estrategia recomienda el aislamiento por el interior y para las construcciones fechadas entre 1940 y 1980, el aislamiento más rentable es un sistema por el exterior (con la ventaja de no reducir la superficie útil de la vivienda). Y para construcciones datadas entre 1980 y 2007, se propone como intervención rehabilitadora más rentable el relleno con material aislante de la cámara de aire.

Edificio en proceso de reforma

De llevarse a cabo una mejora integral del parque de viviendas anterior a 1979, el ahorro energético oscilaría, según el Ayuntamiento de Madrid, entre el 35 y el 70% del consumo antes de la rehabilitación. Y es que, como sabemos en La Plataforma, la rehabilitación con criterios de eficiencia energética es la mejor medida para ahorrar.

Si necesitáis más información sobre regulación de las obras de la envolvente, las posibilidades de recrecimiento de la fachada, el cierre de cuerpos volados y terrazas, la intervención sobre miradores o las opciones de construcciones auxiliares para la instalación de calderas u otros sistemas de climatización en Madrid, podéis consultarla en este enlace.

Y no olvidéis que en la red de almacenes de La Plataforma de la Construcción encontráis, además de asesoramiento profesional, todos los materiales y sistemas que necesitéis para acometer estos trabajos de rehabilitación energética, muchos de ellos más baratos porque hemos bajado el precio a más de 1.000 productos. ¡Pasaos a visitarnos!

Os recordamos que si aún no disponéis de tarjeta de acceso a nuestros almacenes, exclusivos para profesionales, podéis solicitarla cómodamente desde este enlace.

Tags: , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *