Aislamiento térmico de casas: Ahorra hasta un 30% en tus facturas

El aislamiento térmico te ayuda a ahorrar en tu factura energética

Cuando hablamos de aislar térmicamente un edificio nos referimos a crear una barrera al paso del frío y el calor a través de los cerramientos. En definitiva, el aislamiento térmico hace que los elementos en contacto con el exterior (la envolvente) aumenten su resistencia a las diferencias de temperatura. Pero, ¿por qué es tan importante prestar atención al aislamiento térmico de una vivienda?

Tal vez vuestros clientes no sepan que hacer obras de aislamiento térmico sirve para ahorrar en los edificios y se traduce en ahorros energéticos, económicos y de emisiones de CO2 de hasta un 30%. Si necesitan más motivos para aislar, deberían saber que una rehabilitación térmica media, considerando el coste de la obra total y del aislamiento, se puede amortizar en 5 ó 7 años.

Además, actualmente las administraciones tienen en marcha ayudas y sistemas de financiación para la rehabilitación energética de edificios.

Y no podemos perder de vista que un edificio bien aislado, que tenga un Certificado Energético con buena calificación de eficiencia energética, se revaloriza en el mercado inmobiliario y, además, ayuda a reducir la emisión de gases efecto invernadero.

Con una vivienda bien aislada ganamos en niveles de confort: mantenemos las condiciones de bienestar sin depender de las variaciones de temperatura exterior y prevenimos la aparición de corrientes de aire y humedades, algo muy beneficioso para nuestra salud.

¿Qué tipos de aislamiento existen?

En cuanto a su funcionalidad podemos destacar:

¿En qué parte de la vivienda podemos poner aislamiento?

Una buena rehabilitación térmica puede conseguirse instalando aislamiento en varias partes del edificio. Los aislamientos más populares son

  • Fachadas
  • Suelos
  • Cubiertas
  • Tabiques
  • Trasdosados

En los muros podemos instalar un material aislante térmico por el exterior, por el interior o inyectándolo dentro del muro. Las ventanas son de los elementos más débiles de la fachada desde el punto de vista térmico y acústico. Por eso, es importante instalar unas ventanas con aislamiento en los cristales que sea térmico y reforzado, y marcos con rotura de puente térmico, que ayuden a reducir las pérdidas energéticas energéticas en el interior de la vivienda, así como aprovechar el aire acondicionado de una forma eficaz.

También se puede instalar material aislante en suelos que estén en contacto con espacios no habitables, apoyados sobre el terreno o en contacto con el aire exterior. Lo mismo se puede hacer en instalaciones como las tuberías, las calderas o los acumuladores de calor.

Es importante contar con sistemas de aislamiento también en tabiques interiores, entre vecinos o de separación de zonas comunitarias; entre tabiquillos, entre rastreles, con tejas adheridas sobre el aislante, con cubiertas ajardinadas o con pavimento flotante.

 

Zonas y niveles de desperdicio térmico

 

Materiales de aislamiento para viviendas

Trabajos de aislamiento térmico

 

A la hora de acometer trabajos de aislamiento, en la red de almacenes de La Plataforma tenéis varios materiales donde escoger, con diferentes propiedades. ¿Conocéis todas las opciones?

  • El poliestireno extruido XPS es una espuma rígida de carácter termoplástico y de estructura celular cerrada. Entre sus ventajas destaca su baja absorción de agua, su elevada resistencia mecánica, el elevado nivel de aislamiento térmico, la elevada resistencia a la compresión y su impermeabilidad y resistencia al vapor de agua.
  • Los aislantes ultrafinos termo-reflectores son un conjunto de láminas reflectoras y de separadores asociados que se colocan entre dos cámaras de aire. Ahorran espacio (su espesor va de 3 a 35 mm), son ligeros y limpios, impermeables al agua y al aire (no requieren de lámina impermeabilizante), evitan las condensaciones (moho) y son de fácil instalación.
Trabajos de aislamiento térmic
  • Las lanas minerales, como la lana de roca por ejemplo, son materiales inorgánicos con una estructura de filamentos pétreos entrelazados generando una red flexible y abierta que las permite retener aire en estado inmóvil en su interior. Aportan confort acústico, seguridad (no contribuyen a la propagación de incendios), y además se componen en más de un 65% de material reciclado.
  • Las mantas textiles se componen de tejido sin tejer y son un excelente absorbente acústico y un buen aislante térmico. Apenas absorben humedad y son resistentes a la corrosión y al moho, son de fácil instalación y, además, un producto ecológico ya que se componen de material reciclado hasta en un 85% y son reciclables al 100%.Si necesitáis más información sobre materiales de aislamiento, consejos, soluciones y también resolver dudas sobre la puesta en obra de los materiales, lo mejor es que os acerquéis a cualquiera de nuestros 12 almacenes para recibir el asesoramiento profesional que solo encontráis en La Plataforma.
Tags: , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *