Lo que necesitas saber para esas obras de aislamiento acústico

Foto: Pixabay

¿Sabéis que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los españoles están expuestos a impactos acústicos superiores a los 65 decibelios, cuando los niveles de ruido ambiental recomendables están entre los 55 decibelios de día y 45 de noche?

Esto sitúa a España como segundo país más ruidoso del mundo, sólo por detrás de Japón. Por eso, entre otras razones, es tan importante el aislamiento acústico en las viviendas. Hoy hablamos de cómo y dónde aislar.

El aislamiento acústico tiene como objetivo evitar la propagación del ruido al exterior o bien impedir que penetren en el interior de viviendas los ruidos externos, es decir, cualquier sonido innecesario o molesto.

Hace seis años entró en vigor el Documento Básico de Protección Frente al Ruido que especifica los niveles admisibles de ruido, cómo aislar acústicamente o dónde se tienen que aplicar los materiales. Para resolver de forma global los problemas de ruido hay que aislar todos los cerramientos de un recinto: techo, paredes y suelo. En concreto, se deben aislar muros, ventanas, cubiertas, soleras, techos, tabiques y trasdosados, además de instalaciones.

Tipos de materiales para aislamiento acústico

  • En La Plataforma de la Construcción también disponemos de mantas textiles, con una gran absorción acústica, durabilidad, y resistencia a la tracción y el desgarro. Son ecológicas y no irritan la piel ni las vías respiratorias.
  • ¿Conocéis los aislantes ultrafinos termo-reflectores? Son un conjunto de láminas reflectoras y separadores asociados (guatas, espumas, lana de oveja…) y entre sus ventajas destaca que aportan mayor superficie y volumen habitables gracias a su espesor reducido. ¿Qué más? Son un aislante limpio y libre de fibras irritantes, se trata de un aislamiento duradero y es fácil y rápido de colocar, por su ligereza y capacidad de adaptación a todos los soportes.
  • Otra buena opción son las lanas minerales de vidrio o de roca. Son materiales inorgánicos con una estructura de filamentos pétreos entrelazados generando una red flexible y abierta, lo que permite retener el aire en estado inmóvil en su interior. Aportan confort acústico; seguridad al no contribuir a la propagación de incendios y salubridad por estar hechas con materiales certificados como no peligrosos desde el punto de vista de la salud. Además, son respetuosos con el medio ambiente, puesto que se componen en más de un 65% de vidrio reciclado, junto con arena de sílice en caso de las lanas de vidrio y de roca basáltica las lanas de roca.
  • Menos conocidas son las láminas elastómeras y de caucho, que se utilizan para trabajos de aislamiento acústico por su flexibilidad y alta densidad. Se usan sobre todo para aislar del ruido aéreo y evitar vibraciones; así como para instalar en tabiques, trasdosados, suelos o tuberías.
  • Y seguro que conocéis y habéis trabajado con espumas de poliuretano, que no necesitan perfilería metálica, evitan puentes acústicos, están hechos de material 100% reciclado y son de instalación fácil y rápida.

Como os decimos siempre, lo mejor que os acerquéis a cualquiera de nuestros almacenes, donde os asesoramos y ayudamos a elegir la mejor solución de aislamiento acústico para cada obra. ¡Nos vemos en La Plataforma!

Tags: , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *