Revestimientos de fachadas: tipos y recomendaciones

Mantener la fachada y las zonas comunes de un edificio en buen estado es una labor imprescindible para garantizar la seguridad de todas las personas que habitan en ese entorno. En La Plataforma de la Construcción te explicamos cómo elegir el tipo de fachada que más se ajuste a las necesidades de tu cliente y, además, te contamos tres aspectos que siempre debes tener en cuenta.

Tipos de revestimientos de fachadas

Revestimientos de cerámica tipo porcelánico: por su alta resistencia y acabado perfecto, la cerámica es uno de los materiales más utilizados a la hora de revestir fachadas. Se trata de un material muy resistente que casi no necesita ser tratado con el paso del tiempo.

Revestimientos de cemento reforzado: otra alternativa con mucho estilo y versatilidad son los tablones de cemento con textura de madera de cedro. Entre las peculiaridades de este tipo de revestimientos cabe destacar que es resistente, impermeable y facilita el aislamiento térmico si se instala como una fachada ventilada.

Revestimientos con morteros de enfoscar o monocapa: es una de las técnicas más habituales y antiguas que existen. Además,  impermeabilizan y decoran todo tipo de fachadas. Weber.pral Prisma ofrece un acabado raspado y rústico y Weber.pral Arid un acabado de piedra proyectada.

  • Los morteros monocapa pueden aplicarse de manera manual o con una máquina de proyectar para lograr un resultado más uniforme.
  • Si lo que estás buscando son morteros para enfoscado o enlucidos para revestir las fachadas de tus clientes, en La Plataforma encontrarás una amplia gama elaborados a base mineral y de cal, entre otros materiales. Todos ellos, disponibles en blanco y gris, según las preferencias de cada uno, y resistentes a factores ambientales como el sol y la lluvia. Weber.rev hidro ofrece prestaciones adicionales de protección frente a la lluvia y tienen un mínimo riesgo de fisuras.

Tres recomendaciones antes de empezar a aplicar

  1. Estado de la fachada: antes de empezar a fijar cualquier tipo de revestimiento es importante evaluar el estado de la fachada del edificio. Dependiendo de su antigüedad y de otros factores ambientales que le rodean puede tener grietas y humedades que deben ser tratadas antes de la colocación del revestimiento.
  2. Ubicación del inmueble: otro aspecto que debes tener en cuenta antes de aplicar cualquier tipo de revestimiento es la ubicación del edificio. No se puede aplicar el mismo tipo de revestimiento a la fachada de una vivienda localizada en un lugar frío y húmedo, que a la fachada de un inmueble localizado en un lugar cálido.
  3. Tipo de superficie a revestir: por último, antes de empezar es necesario evaluar qué tipo de superficie vamos a cubrir para elegir el revestimiento más adecuado. Entre las bases más comunes destacan: el ladrillo, el cemento, el estuco o la piedra.

Para más información entra en nuestra web o visita nuestros almacenes de Barcelona, Madrid y Valencia. Nuestro equipo de profesionales te asesorará sobre las soluciones que más se ajusten a tus necesidades.

Si todavía no tienes la tarjeta cliente de La Plataforma, ¡no esperes más para solicitarla!

Tags: , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *