Geles hidroalcohólicos desinfectantes: cómo utilizarlos

Los geles desinfectantes, también conocidos como geles hidroalcohólicos, se han convertido en un gran aliado ahora que limpiarse las manos es tan importante y necesario. Gracias a este producto no es necesario tener siempre agua y jabón cerca.

Los geles desinfectantes, también conocidos como geles hidroalcohólicos, se han convertido en un gran aliado ahora que limpiarse las manos es tan importante y necesario. Gracias a este producto no es necesario tener siempre agua y jabón cerca, ya que funcionan de manera directa y solo hay que aplicar una pequeña cantidad para mantener la higiene más básica.

La principal función de este tipo de gel es desinfectar y evitar la propagación de virus, gérmenes o bacterias, pero también debemos tener en cuenta que no sea demasiado agresivo para evitar que castigue la piel. Eligiendo el más adecuado y utilizándolo de manera correcta se convierte en una medida sencilla para cuidarnos y cuidar a los demás.

¿Qué es un gel hidroalcóholico?

Pero ¿qué compone este tipo de productos? Se trata de geles antisépticos que se utilizan como alternativa al agua y el jabón para lavarse, generalmente, las manos. Los ingredientes principales son el alcohol etílico e isopropílico (entre el 60% y 95%), aunque también puede estar formulado a base de cloruro de benzalconio o clorhexidina. Otros ingredientes como el pantenol, propilenglicol o glicerina se añaden para reducir la agresividad del alcohol.

¿Cómo usar gel desinfectante hidroalcohólico?

A la hora de utilizar el gel desinfectante hay que seguir algunas indicaciones para que cumpla su función.

En primer lugar, hay que aplicar una cantidad suficiente, sin excedernos ya que es un producto que da mucho de sí. Después, hay que repartirlo en toda la superficie de ambas manos, tanto las palmas como el dorso, entre los dedos y cubriendo hasta las yemas. Frotar las palmas entre sí y entrelazar los dedos servirá para repartirlo de manera homogénea hasta que se evapore el producto. Además, debemos llegar hasta las muñecas para abarcar así una zona lo más amplia posible. Una vez aplicado tarda entre 15 y 20 segundos en secarse.

Es importante, además, tener las manos secas y libres de grasa antes de aplicar el gel. La tarea de desinfección dura entre 30 segundos y un minuto.

Además, es importante realizar este proceso todos los días, tantas veces como sea necesario. Dado que es una acción que se repetirá en numerosas ocasiones, es recomendable probar el gel antes de utilizarlo en abundancia, de manera que compruebes que no daña tu piel.

En caso de tener la piel sensible, además de elegir geles desinfectantes neutros con ingredientes como la glicerina que ayuden a reducir su impacto, su uso puede combinarse con cremas hidratantes que calmen cualquier afectación sobre la piel.

Precauciones en el uso de gel desinfectante hidroalcohólico

Las personas sensibles o alérgicas a cualquiera de sus componentes no deberían utilizarlo.

El gel hidroalcohólico es inflamable por lo se debe tener en cuenta una serie de sencillas recomendaciones de uso:

  • Se debe usar en lugares ventilados, en el coche siempre con las ventanillas bajadas.
  • Después de usarlo hay que esperar a que las manos estén completamente secas (el alcohol evaporado) antes de tocar superficies calientes o con electricidad estática, fumar, usar microondas, horno o vitrocerámica, tocar superficies metálicas.
  • Los recipientes deben estar cerrados cuando no estén en uso y alejados del calor, como por ejemplo superficies calientes o dentro de vehículos en verano.
  • Los dispensadores no deben colocarse encima o cerca de fuentes potenciales de encendido como interruptores de luz o enchufes eléctricos.
  • También deben estar alejados de agentes oxidantes, como el cloro granulado de las piscinas.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *